Inicio > Propiedad > La propiedad privada no está asegurada en España

La propiedad privada no está asegurada en España

Con este titular, ciertamente habrá muchos que piensen si me he vuelto loco. Tampoco es mi intención crear alarma social 🙂 … o sí

Lo que sí es cierto es que la idea que pretendo transmitir en esta entrada es la inseguridad manifiesta que tiene nuestro sistema legal y administrativo para con las propiedades privadas.

Por un lado tenemos al Registro de la Propiedad, que tiene por objeto la inscripción o anotación de los actos, contratos y resoluciones judiciales o administrativas que afecten a la propiedad y a otros derechos sobre bienes inmuebles, así como de determinadas resoluciones judiciales que afectan a la capacidad de las personas.

Por otro lado tenemos el Catastro, que es un registro administrativo que depende del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Contiene la descripción de los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales, cuya inscripción en el mismo es obligatoria y gratuita, características que lo diferencian del Registro de la propiedad.

Además de estos dos “registros”, tenemos a los Notarios que fundamentalmente realizan tareas, de función pública, entre otras muchas, al autorizar las transferencias de la propiedad entre personas físicas o jurídicas.

Entonces tenemos un archivo (registro de la propiedad) donde se registran las escrituras (notarios) que describen los derechos sobre las “cosas” (parcelas, fincas, casas, garajes).

Lo curioso de todo esto es que la descripción de los bienes, sobre los cuales recaen los derechos escritos (escritura) e inscritos (registro de la propiedad),  no necesitan precisión. Entendiendo por precisión la identificación inequívoca métrica y geográfica de la delimitación de dicho bien.

Ahí tenemos el principal problema, la delimitación del bien.

Al contrario de otros países de nuestro entorno, el estado español no garantiza la delimitación de las propiedades privadas, ya que considera, a través del código civil, que es un asunto privado entre particulares.

Sin embargo confunde a la gente con planos catastrales, que indican la “realidad aparente”,  donde su falta de rigor y sobre todo su finalidad real, que es la FISCAL, amplifica el problema de indeterminación que ya tienen los registros jurídicos, al no existir correspondencia entre la realidad física con la realidad jurídica.

Para colmo de males, hay sentencias judiciales que incluso  ponen en duda y anulan la veracidad de los registros jurídicos sobre la propiedad de los bienes.

Título de dominio para el que habrá de estarse a la realidad material y no a la meramente formal que declara el Registro pues sus menciones y descripciones, no gozan de valor absoluto ni demuestran la realidad de la propiedad tal como ha reiterado una y otra vez la doctrina legal de la que sirven de ejemplo las STS de 6 de julio y 26 de noviembre de 1992 . Dicho de otro modo, el Registro de la Propiedad carece de base física fehaciente ya que reposa sobre simples declaraciones de los otorgantes y así caen fuera de la garantía que presta cuantos datos registrales se corresponden con hechos materiales tanto a los efectos de la fe pública como de la legitimación registral sin que la institución responda de la exactitud de los datos y circunstancias de puro hecho ni por consiguiente de los datos descriptivos de la finca. Esto es, la presunción de exactitud registral del art. 38 no alcanza a los datos fácticos. Estos datos físicos como son los referidos a la superficie de las fincas o los propios linderos, los facilitan los interesados y no gozan por ello de ninguna garantía de exactitud ( STS de 23 de octubre de 1997 ), por lo que la acción exige una prueba del dominio con certeza superior a la conjetura o a la simple deducción sin permitir que albergue dudas racionales sobre la perfecta y exacta identidad de lo que se reclama, lo que equivale a una identificación perfecta, clara y precisa hasta conseguir demostrar que ese terreno así identificado es el mismo al que se refiere el título y que por ello le pertenece con exclusión de los demás ( STS 16 de febrero de 1996 ó 18 de junio de 1992 ).

Existen multitud de litigios por conflictos de linderos, tanto a nivel privado entre particulares, como contenciosos con la propiedad pública (dominio público). Ingentes recursos, tanto económicos como personales, por no mencionar el estrés de los litigiantes, así como la indefensión que se obtiene en muchos litigios que quedan sin resolver, todo tras años y años de procesos judiciales.

¿Realmente no es necesaria una reforma estructural? considerando el funcionamiento de los países que nos rodean, sería interesante “copiar” parte de sus sistemas.

…quizá no haya interés en resolver los problemas reales porque hay grupos que tienen interés en que sigan existiendo esos problemas para justificar su existencia…y como siempre pasa, el principal damnificado, el ciudadano indefenso.

Anuncios
  1. Joan
    24 de julio de 2012 en 6:23

    Pedro, corroboro tu opinión de que “…quizá no haya interés en resolver los problemas reales porque hay grupos que tienen interés en que sigan existiendo esos problemas para justificar su existencia…y como siempre pasa, el principal damnificado, el ciudadano indefenso.” además de tocarle al ciudadano de “arreglar” sus problemas. LA INDEFENSIÓN JURÍDICA EN ESPAÑA SOBRE LA PROPIEDAD PERDURA

  2. Fernando Laviña
    24 de julio de 2012 en 13:29

    No me extrña nada que te quedaras agusto despues de escribir lo que tantos años llevamos hablando.

    Un abrazo.

  3. 24 de julio de 2012 en 17:25

    Enhorabuena Pedro por tu excelente Blog. Es una puerta muy interesante que da a conocer problemas, soluciones y noticias que están en la parrilla…
    Como muy bien dices,no hay interés por resolver los problemas reales del día a día. La misma sociedad es la que debe demandarlo de alguna manera y de esta forma llegue a oídos de aquellos que pueden cambiarlo. Estamos en el camino y más cerca que antes. Hace un mes hice una breve introducción en mi blog y que casa bastante bien con tu noticia. Espero que también te resulte de interés a ti como a tus seguidores.
    http://elnavegadordemercator.blogspot.com.es/2012/06/un-nuevo-sistema-de-trabajo-que-la.html

  4. jordiTGN
    31 de julio de 2012 en 21:38

    Muy buen blog, Pedro, y felicidades por él. De éste artículo me queda una pequeña duda (dime inocente si quieres), y es a quién o a qué te refieres concretamente al indicar la existencia de grupos de interés a los que la situación actual beneficia o que se puedan mostrar contrarios a una reforma de la misma.

    Un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: