Inicio > Propiedad > Excesos de cabida…¿valen para algo?

Excesos de cabida…¿valen para algo?

Siguiendo en la línea de la entrada anterior a ésta, me resulta bastante sorprendente como las modificaciones de los datos identificativos en el registro de la propiedad, como son las superficies; y los datos descriptivos en el catastro, como son las superficies y la delimitación de la parcela catastral, son tan difíciles de acometer.

En el caso de Catastro, a veces en el mejor de los casos, podemos tener éxito tras 6 meses desde que se inició el procedimiento de subsanación catastral.

En el caso del registro de la propiedad, a veces se soluciona de forma rápida y otras sencillamente no se soluciona porque incluso con resolución judicial en un expediente de dominio hay registradores que se niegan a inscribir dicho exceso de cabida. Y tienen razón, la ley hipotecaria es clara…”si el registrador alberga dudas de la identidad de la finca no inscribirá exceso de cabida alguno”.

Pero lo más curioso de todo es que hay muchas sentencias judiciales del tribunal supremo que no otorgan el valor que se les presupone a estos datos (superficies),

 Estos datos físicos como son los referidos a la superficie de las fincas o los propios linderos, los facilitan los interesados y no gozan por ello de ninguna garantía de exactitud ( STS de 23 de octubre de 1997 )

De este modo recomiendo la lectura de una resolución de la Dirección General de Registro y notariado sobre un recurso sobre la calificación negativa de un registrador a una inscripción de exceso de cabida.

EXCESO DE CABIDA.- CONSTANCIA REGISTRAL DE LA REFERENCIA CATASTRAL

Quiero destacar unos comentarios dentro de esta resolución bastante elocuentes con lo indicado anteriormente.

En otro caso, habría que llegar a la absurda conclusión de que toda la legislación de constancia de excesos de cabida y de inmatriculación con sus respectivos requisitos que se recogen en la Ley y en el Reglamento Hipotecario habría desaparecido y bastaría incorporar a cualquier finca inscrita una superficie catastral mayor por el mero hecho de que previamente se hubiese hecho constar una referencia catastral por la mera declaración del interesado o su constancia en un recibo de IBI incorporado a una escritura.

¿Acaso no son meras declaraciones de los otorgantes los datos descriptivos de las fincas, como pueden ser los linderos y la superficie?

Por tanto, me pregunto, ¿Por qué ese interés en subsanar la delimitación y superficie catastral, y en arreglar los errores de superficies en el registro de la propiedad, mediante excesos de cabida?

En siguiente entradas, daré mi visión de porqué… 🙂

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: